10

¡10.000 gracias!


Dicen que todos, o casi todos, tenemos algún sueño frustrado, una meta en la vida no lograda. No es mi caso, porque adoro mi profesión y disfruto con ella, pero sí que es cierto que tengo una espina clavada: siempre me atrajo la idea de enseñar.

Comencé con este proyecto allá por el mes de abril. Jamás había tenido un blog, jamás había escrito en alguno, pero tenía una idea: enseñar, y sobre qué hacerlo, pues sobre lo que mejor se me da: ser policía. 

Me di cuenta que en la sociedad, en general, existe una gran "desinformación policial", es decir, la gente desconoce en muchas ocasiones por qué la Policía actúa con ellos o con terceras personas de tal o cual manera.

0

El GEO del Cuerpo Nacional de Policía.

Aquí os dejo un completo reportaje sobre la unidad de élite del Cuerpo Nacional de Policía; el G.E.O. Grupo Especial de Operaciones.




A disfrutarlo.
25

La legítima defensa, o defensa propia

Alguna vez en la vida, todos o casi todos, nos vamos a encontrar en la situación de ser agredidos físicamente, de que intenten agredirnos, o bien vamos a ser testigos de la agresión o intento de agresión que sufre un tercero. Suelen ser situaciones "calientes", de nerviosismo y estrés, en los que lógicamente en lo que menos nos paramos a pensar es en las consecuencias policiales y/o judiciales que puedan acarrear nuestras actuaciones. Imaginaos la típica discusión de tráfico que "acaba mal", o que un ladrón entra a nuestra casa, o que alguien piropee a nuestra novia delante vuestra y le soltáis un tortazo... Veamos qué nos dice la Ley, salgamos de dudas:
108

Del derecho de admisión a discotecas y salas de baile.

¿A quién, en sus tiempos de chaval (o en estos momentos), no le ha pasado eso de “plantarse” en la puerta de la discoteca y que el “portero” de la misma le espete un: “lo siento, es para mayores de 21 años”, o “el precio de la entrada es de 30€”, ante tu mirada atónita, cuando en tu propia cara están entrando personas sin pagar, pagando menos, o simplemente menores de esos 21 años? Estos son solo algunos ejemplos y situaciones reales que pasan cada fin de semana en muchísimos locales de ocio o fiesta de España.

En este artículo voy a centrarme en el derecho de admisión a estos locales, ya que soy consciente (y yo mismo he sufrido en mi persona) del gran desconocimiento existente al respecto, desconocimiento que provoca, en la mayoría de las veces, frustración, indefensión y en definitiva: que nos fastidien la noche.

Como siempre, y para no perder la costumbre, me basaré en la legalidad vigente para exponer mi argumento. En este caso, la legislación de apoyo es la siguiente:




Antes de empezar hay que dejar clara una cosa: hay comunidades autónomas que tienen transferidas la competencia para legislar sobre este tema, y las que lo han hecho son: Andalucía, Canarias, Cataluña, Madrid, Navarra, Comunidad Valenciana, Islas Baleares, La Rioja, País Vasco y Asturias. Aún así, todas estas comunidades deben cumplir con las Condiciones Genéricas de Admisión exigidas por la Ley.

Empecemos. (recordad que me centraré exclusivamente en el acceso a pubs, salas de fiesta, bailes y discotecas).