13

La omisión del deber de socorro

¿Es posible cometer un delito por el mero hecho de "no hacer nada"? Muchos piensan que los delitos se cometen por la comisión de algún tipo de acción castigada por el Código Penal, y ciertamente no van nada desviados. Pero pasa una cosa, y es que el Código Penal no solo castiga la comisión, sino también la OMISIÓN. Ya el artículo 1 del C.P dice lo siguiente:

"No será castigada ninguna acción ni omisión que no esté prevista como delito o falta por Ley anterior a su perpetración."


6

Indignación en el caso Ortega Cano

Hace apenas 20 días nos alegrábamos porque recibíamos la noticia de que la Infanta Cristina, mujer de Urdangarín e hija del Rey, había sido imputada en el caso de presunta corrupción de Nóos. Y nos alegramos porque a pesar de los palos judiciales que nos hemos ido llevando durante estos últimos años, se veía la luz al final del túnel; nada más y nada menos que una de las personas más importantes del Estado había sido imputada por un juez. Eso nos hizo pensar que en España se podía volver a empezar a creer en la Justicia, que al final sí que iba a ser verdad eso de que la Justicia es ciega e igual para todos, que da igual que te llames Cristina de Borbón o Periquito de los Palotes, que si cometías presuntamente un delito, por lo menos iban a preguntarte por ello.

Hoy 24 de abril de 2013, tan solo 21 días después de aquella maravillosa noticia, volvemos a la triste realidad; la Justicia nos ha dado un palo bien gordo. Y es que me gustaría que alguien me explique cómo una persona que conduce un coche en estado de embriaguez y que acaba matando a otra, es condenada solamente a 2 años y 6 meses de prisión. Me pregunto: ¿cuánto vale nuestra vida? ¿cuánto vale la vida de una persona intrascendente como nosotros? Y para qué mencionar lo de la Pantoja; blanqueando dinero no sé cuánto tiempo y vaya hombre, condenada a 2 años de prisión; a 2 años claro, no a 2 años y 1 día, porque si fuera así sí que tendría que entrar a la cárcel.

Volviendo al tema de Ortega Cano. Resulta que la juez dice que a pesar de que es verdad que en la prueba de sangre que se le realizó al homicida daba como resultado una alta cantidad de alcohol (triplicando el mínimo permitido), esa prueba no se puede admitir porque "no se garantizó cadena de custodia"; vamos, una excusa más bien barata para eximir al autor del homicidio de uno de los cargos de más relevancia que había contra él.

La juez obvia los testimonios de los que sirvieron una copa a Cano, de los que lo vieron hacer "eses" con el vehículo, incluso de la llamada al 112 de un conductor al que el torero adelantó de forma temeraria. Resulta increíble que le extraigan sangre a pocas horas del accidente y triplicando la tasa mínima diga la juez que esa prueba no es válida. Aunque ya no sé si sorprenderme, cosas peores he visto de jueces, como dejar en libertad a 14 imputados por tráfico de drogas que fueron sorprendidos en la playa desembarcando fardos de hachís.

Una de las cosas que más me irritó, es que encima este tal Ortega Cano tenga la poca vergüenza de decir delante de toda España que lo que le pasó a él desgraciadamente pasa todos los días. Pero so... (me muerdo la lengua), ¿es que todos los días un tío borracho mata a otro? Uff... perdonadme, pero es que me caliento.

En fin, que eso de que somos iguales ante la Ley es cada vez más evidente que no deja de ser un mito. No os quepa la menor duda de que si esto lo llegamos a hacer alguno de nosotros, estaríamos "comiendo techo" a base de bien desde el primer día.

La Diosa Temis ha vuelto a quitarse la venda, y el pueblo cada vez confía menos en la Justicia.

Eso sí, desde aquí hacemos un llamamiento a todos los que nos leéis: Si bebéis, no conduzcáis, y no solo porque por no ser personas de renombre sí que vais a pagar con cárcel si cometéis un delito bajo los efectos del alcohol/drogas, sino porque si tenéis conciencia, jamás podréis quitaros de la cabeza el haber arrebatado una vida inocente por vuestro error. 

Por cierto, recordar también a Farruquito, que mató a una persona conduciendo sin carné, en un paso de peatones y encima se dio a la fuga. Condenado a 3 años y pico de cárcel, piso la cárcel solo 14 meses.

Pensadlo.

221

¿Puede un agente de la autoridad hablar por teléfono mientras conduce?

A raíz de la controversia que ha generado la foto subida a la página de Facebook del Blog, en la que preguntábamos a los usuarios si creían si era legal o no el hecho de que un agente de la autoridad hable por teléfono móvil mientras conduce, vemos necesario aclararlo por este medio ya que en el sistema de comentarios de la noticia no todo el mundo acaba por enterarse.




Bien, para saber si un agente de la autoridad está o no facultado para hablar por teléfono mientras conduce, lo que vamos a hacer es remitirnos, como siempre, a la legislación al efecto. Para ello vamos a ir al Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre, por el que se aprueba el Reglamento General de Circulación para la aplicación y desarrollo del texto articulado de la Ley sobre tráfico, circulación de vehículos a motor y seguridad vial, aprobado por el Real Decreto Legislativo 339/1990, de 2 de marzo, concretamente al artículo 18.2, que nos dice:

"Queda prohibido conducir y utilizar cascos o auriculares conectados a aparatos receptores o reproductores de sonido, excepto durante la correspondiente enseñanza y la realización de las pruebas de aptitud en circuito abierto para la obtención del permiso de conducción de motocicletas de dos ruedas cuando así lo exija el Reglamento General de Conductores.


Se prohíbe la utilización durante la conducción de dispositivos de telefonía móvil y cualquier otro medio o sistema de comunicación, excepto cuando el desarrollo de la comunicación tenga lugar sin emplear las manos ni usar cascos, auriculares o instrumentos similares (artículo 11.3, párrafo segundo, del texto articulado).

Quedan exentos de dicha prohibición los agentes de la autoridad en el ejercicio de las funciones que tengan encomendadas (artículo 11.3, párrafo tercero, del texto articulado).

Por tanto, si veis a un agente de la autoridad hablando por teléfono mientras conduce, por lo menos preguntaros por qué lo hace y/o con quién habla.

Desde Somos Policías apoyamos todas las actitudes profesionales de los agentes de las fuerzas y cuerpos de seguridad, y asimismo rechazamos todas aquellas actuaciones que no se ajusten a Derecho.

Es por lo anterior, que vistas las críticas que ha suscitado dicha imagen, y sobre todo, por la desinformación generalizada, por lo que me he visto obligado a aclarar este asunto. Para nada se trata de un reproche, es simplemente una aclaración.
2

Cohecho, Prevaricación y otros delitos del montón

Por desgracia, estamos demasiado acostumbrados a ver en los medios de comunicación, cómo políticos y otros cargos públicos se ven implicados en tramas corruptas y según avanza la noticia, salen las palabras mágicas de “cohecho y prevaricación”. Se sabe por el contexto de la noticia que es ayudar a “amigotes y enchufados”, pero ¿Qué son realmente estos dos delitos? El resto de actos delictivos a los que me he referido como “del montón” son el tráfico de influencias y la malversación, que suelen ir de la mano. El kit completo.

16

La Policía ante la violencia doméstica en el ámbito familiar

En el artículo anterior hablábamos de la violencia de género. Decíamos que la violencia de género era todo acto de agresión física o psicológica contra la mujer, bien sea esta pareja, ex pareja del autor o persona especialmente vulnerable que con él conviviere. Bien, en este caso, el abanico de víctimas se abre bastante, pues el autor no será solo el hombre, sino también la mujer, y la víctima no solo será la anteriormente citada, sino muchos más.
45

La Policía ante la Violencia de Género

La violencia doméstica es toda aquella agresión llevada a cabo en el seno familiar y/o conyugal. Como sus características y casuisticas son diferentes, merece la pena dividir el presente artículo en dos partes: la violencia de género (I) y la violencia en el ámbito familiar (II).

Todos sabemos, más o menos, qué es un delito de violencia de género. Y lo sabemos porque desgraciadamente lo vemos con una indeseable frecuencia; ya sea en medios de comunicación, por el boca a boca, o simplemente porque lo presenciamos nosotros mismos. 


9

¿La Diosa Temis vuelve a ponerse la venda?


Hace bien poco, en una de esas tardes de sosiego, navegaba por la Red y me encontraba con esta noticia: "Según el último barómetro del CIS de febrero de 2013, la profesión peor valorada en España es la de juez". Eso, queramos o no, nos hace reflexionar. ¿Cómo puede ser que los españoles valoren tan poco una profesión tan difícil de alcanzar? Y como digo, reflexionando, llego a la conclusión de que no es que los españoles infravaloren esa gran y meritoria capacidad de llegar a ser jueces, una tarea que como bien sabemos se antoja harto complicada, sino más bien la percepción de que a pesar de tener en sus manos el poder de impartir justicia, no lo hacen.

Hemos visto cómo han dejado en libertad a una banda de butroneros en joyerías que acumula más de 100 detenciones, o cómo en muchísimas ocasiones, un atentado a agente de la autoridad queda en una simple falta de lesiones que no supone más que una multa de 30€ al agresor. Estos son solo algunos ejemplos de pifias de la Justicia, gotas que van llenando el vaso hasta que colma.