0

Tercera Prueba. Reconocimiento médico, entrevista personal y psicotécnicos.

  Prueba A. Reconocimiento Médico
Dirigido a comprobar que no concurren en el aspirante ninguna de las causas de exclusión que más abajo se detallan. La obesidad-delgadez, se evaluará a través del índice de masa corporal (IMC). Peso: No serán aptos aquellos aspirantes, que presentando características morfológicas de obesidad, tengan un índice de masa corporal superior a 28 en hombres y mujeres. En ambos sexos, dicho índice no podrá ser inferior de 18. El cálculo del índice de masa corporal se


efectuará aplicando la siguiente fórmula: IMC = P/T2, donde P es el peso del aspirante desnudo en kilogramos y T la talla en metros. 

Se aplicarán a los aspirantes las técnicas médicas de uso convencional que se estimen oportunas, incluida la analítica de sangre y orina. 

El resultado de esta prueba será de apto o no apto. 

Cuadro de exclusiones médicas para ingreso a la Policía Nacional
(Orden de 11 de enero de 1988)
1. Talla. Estatura mínima: 1,65 metros los hombres; 1,60 metros las mujeres.
2. Obesidad-delgadez. Obesidad o delgadez manifiestas que dificulten o incapaciten para el ejercicio de las funciones propias del cargo.
3. Exclusiones circunstanciales. Enfermedades o lesiones agudas, activas en el momento del reconocimiento, que puedan producir secuelas capaces de dificultar o impedir el desarrollo de las funciones policiales.
En estos casos, el Tribunal Médico podrá fijar un nuevo plazo para comprobar el estado de salud del aspirante, al final del cual los Servicios de Sanidad de la Dirección General de la Policía certificarán si han desaparecido los motivos de la exclusión circunstancial.
4. Exclusiones definitivas.
4.1 Ojo y visión.
4.1.1 Agudeza visual sin corrección inferior a los dos tercios de la visión normal en ambos ojos.
4.1.2 Queratotomía radial.
4.1.3 Desprendimiento de retina.
4.1.4 Estrabismo.
4.1.5 Hemianopsias.
4.1.6 Discromatopsias.
4.1.7 Cualquier otro proceso patológico que, a juicio del Tribunal Médico, dificulte de manera importante la agudeza visual.
4.2 Oído y audición: Agudeza auditiva que suponga una pérdida entre 1.000 y 3.000 hertzios a 35 decibelios o de 4.000 hertzios a 45 decibelios.
4.3 Otras exclusiones:
4.3.1 Aparato locomotor: Alteraciones del aparato locomotor que limiten o dificulten el desarrollo de la función policial, o que puedan agravarse, a juicio del Tribunal médico, con el desempeño del puesto de trabajo. (Patología ósea de extremidades, retracciones o limitaciones funcionales de causa muscular o articular, defectos de columna vertebral y otros procesos óseos, musculares y articulares.)
4.3.2 Aparato digestivo:Úlcera gastro-duodenal y cualquier otro proceso digestivo que, a juicio del Tribunal médico, dificulte el desempeño del puesto de trabajo.
4.3.3 Aparato cardiovascular: Hipertensión arterial de cualquier causa, no debiendo sobrepasar las cifras en reposo los 145 mm/Hg en presión sistólica, y los 90 mm/Hg en presión diastólica; varices o insuficiencia venosa periférica, así como cualquier otra patología o lesión cardiovascular que, a juicio del Tribunal médico, pueda limitar el desempeño del puesto de trabajo.
4.3.4 Aparato respiratorio: El asma bronquial, la broncopatía crónica obstructiva, el neumotórax espontáneo (en más de una ocasión), la tuberculosis pulmonar activa y otros procesos del aparato respiratorio que dificulten el desarrollo de la función policial.
4.3.5 Sistema nervioso: Epilepsia, depresión, jaquecas, temblor de cualquier causa, alcoholismo, toxicomanías y otros procesos patológicos que dificulten el desarrollo de la función policial.
4.3.6 Piel y faneras: Psoriasis, eczema, cicatrices que produzcan limitación funcional y otros procesos patológicos que dificulten o limiten el desarrollo de la función policial.
4.3.7 Otros procesos patológicos. Diabetes, enfermedades transmisibles en actividad, enfermedades de transmisión sexual, enfermedades inmunológicas sistémicas, intoxicaciones crónicas, hemopatías graves, malformaciones congénitas, psicosis y cualquier otro proceso patológico que, a juicio del Tribunal Médico limite o incapacite para el ejercicio de la función policial.

Prueba B. Entrevista personal 

Se aplicará un cuestionario de información biográfica y un test de personalidad (integración social, integración profesional, rasgos clínicos y rasgos de personalidad). A partir del resultado obtenido y teniendo en cuenta el referido cuestionario, os harán una entrevista personal donde se investigarán factores de socialización, comunicación, motivación, rasgos de personalidad, rasgos clínicos y cualidades profesionales.
La calificación de la parte b) será de «apto» o «no apto». 

Prueba C. Psicotécnicos 
 Consistirán en la realización de uno o varios tests dirigidos a determinar las aptitudes (inteligencia general) del aspirante para el desempeño de la función policial con relación a la categoría a la que se aspira. 
El resultado final de la tercera prueba será de «apto» o «no apto» 



** Consejos para el reconocimiento médico

Aseguraos de cumplir con todos los requisitos que se exigen en el Cuadro de Exclusiones Médicas, sobre todo en cuanto a la vista, que es donde más suele caer la gente. Hay quienes se operan la vista mucho antes de ir a las pruebas.

** Consejos para la entrevista personal

Sin duda la prueba más temida de toda la oposición, y con razón, pues es puramente subjetiva y dependéis del criterio de la persona o personas que os evalúa. Pero no tengáis miedo, el mejor consejo que os puedo dar y el que me sirvió a mi fue que seais vosotros mismos. No intentes aparentar lo que no sois ni intentéis memorizar una supuesta entrevista, los examinadores se darán cuenta de tus dotes interpretativas y eso no les gusta. Ellos quieren que seas natural, que te muestres tal como eres, con tus virtudes y defectos. Recuerda que aún no eres policía, y que no tienes por qué saber cómo afrontar determinadas situaciones policiales; simplemente dejaros llevar por la lógica, por lo que el corazón y la mente os dice. No pequéis de excesiva sinceridad... Vamos a ver, todos o casi todos, en nuestra juventud, hemos hecho cosas que quizá no sean muy decorosas... Pero si por ejemplo os preguntan si bebéis los fines de semana o salís de fiesta, no intentéis aparentar ser lo que no sois porque os pillarán. ¿Qué persona joven no sale de fiesta o se toma unas copas? Me habéis leído bien? Unas copas, no pillaros un ciego finde sí y finde también. Sed vosotros mismos, pero no seais tontos. ¿Alguna vez os habéis peleado? Poca gente no lo ha hecho... sobre todo en el instituto. RECORDAD: lo más importante es cómo argumentéis lo que vais a decir. Tenéis que ser personas coherentes. Repito, sed vosotros mismos.

Luego hay ciertas normas que debéis cumplir: pegad a la puerta, saludad, pedid autorización para pasar y esperad a que os autoricen a sentaros. "Toc, toc", "adelante, pase", "buenos días, con su permiso, ¿se puede? "Sí, adelante, pase y siéntese", o quizá os digan: "sí, adelante, pase"; pasáis y os ponéis frente a la silla, y cuando os lo digan, os sentáis. Ya habréis conseguido vuestro primer punto. Una vez sentados, adoptad una postura normal, ni rectos que parezca que tenéis un palo metido por donde ya sabéis, ni inclinados hacia delante; simplemente normal y cómodo. 

Cuando os pregunten y vayais a responder, recordad que normalmente serán dos los entrevistadores; dirigiros a los dos, miradlos a ambos, porque si solo os centráis en uno, el otro se sentirá excluido y no le sentará nada pero que nada bien. 

Y esto es todo. Repito, sed vosotros mismos, controlar los nervios y soltaros. Ya veréis como todo sale bien. Si os aprietan, porque puede que intenten poneros nerviosos o sacaros de quicio, controlaos, concentraros y recordad que estáis ante un examen y los de enfrente solo quieren saber si eres capaz o no de portar un arma (entre otras muchas cosas). 

** Consejos para los psicoténicos 
 
  Con la realización de psicotécnicos de manera habitual se consigue agilidad mental, velocidad de pensamiento y resolución de problemas. La clave para hacer un buen examen de psicotécnicos es hacer muchos, pero muchos ejercicios de todos los tipos y variedades: gramática, numéricos, símbolos, memorización, etc. Lo ideal es dedicar todos los días un rato al temario y otro rato a los psicos. Notaréis que cuantos más hacéis mejores seréis. 

0 comentarios:

Publicar un comentario