28 febrero 2019

Creemos conciencia social para endurecer las penas sobre maltrato animal

Hoy, como cada mañana, he echado un ojo a la prensa y me he encontrado la siguiente noticia:


**Si sois sensibles a las imágenes duras, y más concretamente las que tienen que ver con animales, os recomiendo no entrar al enlace.



Resulta que alguien, o varias personas, se han divertido haciéndole daño a un pobre perro indefenso. ¿Su delito? Ser un perro, manso, y no tener la suficiente protección por parte del Estado.

El maltrato animal está a la orden del día. Tan solo tenéis que poner en Google "maltrato animal" y os saldrán tropecientas noticias al respecto. ¿Quién no recuerda el reciente caso del que torturó hasta la muerte, vídeo incluido, al zorro en Huesca? Pues bien, como todos sabéis, quedó absuelto. ¿Por qué? Porque el Código Penal no reconoce a los animales salvajes como seres capaces de sufrir y sentir dolor. 

Pero vayamos a los casos más comunes: el maltrato de animales domésticos o amansados. Nuestro Código Penal castiga las siguientes conductas:

El que maltrate injustificadamente, causándole lesiones que menoscaben gravemente su salud o sometiéndole a explotación sexual.

Vamos a desmenuzar este precepto.
  • Maltratar injustificadamente: ¿Acaso existe el maltrato justificado? 
  • Causar lesiones que menos gravemente su salud o someterle a explotación sexual: Es decir, que para que se castigue penalmente la conducta, al animal hay que causarle graves lesiones, sino no. Acciones como pegar una patada en el estómago a un perro, hartarlo a hostias, zarandearlo agresivamente o darle puñetazos en el hocico, si no menoscaban gravemente su salud no se consideran delito.
El abandono animal
El que abandone a un animal doméstico o amansado en condiciones en que pueda peligrar su vida o integridad.

Y ahora vamos a lo importante del artículo, es decir, a las PENAS que se pueden imponer a quienes maltraten (ya sabéis, gravemente, sino nada) o abandonen a un animal.

PENA MÁXIMA POR EL MALTRATO GRAVE A ANIMAL DOMÉSTICO O AMANSADO: 1 año y 6 meses de prisión siempre y cuando se le haya causado la muerte al animal. Por tanto, a ser la pena inferior a 2 años, el responsable no entraría en la cárcel.

PENA MÁXIMA POR ABANDONO DE ANIMALES DOMÉSTICOS O AMANSADOS: Multa de 1 a 6 meses.

Por todo lo anteriormente expuesto, ¿a qué conclusión llegamos? 

Evidentemente, y a las pruebas me remito, y es que LOS ANIMALES DOMÉSTICOS/AMANSADOS NO ESTÁN PROTEGIDOS POR EL ESTADO, ya que las penas son de tan escasa entidad que a los maltratadores les da absolutamente igual.

Desde este humilde blog quiero concienciaros a todos en la importancia de cambiar las leyes para dar una protección verdadera y eficaz a los animales. Todos debemos entender que a ellos, un puñetazo, una patada, un corte o una quemadura, les duele igual que a nosotros. Merecen mayor protección.

Es por ello que debemos unirnos como sociedad en la lucha contra esta lacra. Generar conciencia, del mismo modo que se hace contra la violencia de género o los diferentes tipos de desigualdades sociales existentes.

Recordad que el poder es del pueblo, del que emanan las leyes a través del poder legislativo, a través de los políticos que nosotros hemos elegido. Si queremos cambiar algo, debemos ser nosotros quienes lo hagamos. Antes del 2010 el maltrato a animales no constituía delito alguno, pero fuimos nosotros, la sociedad, quienes conseguimos que lo reconocieran como delito. 

Pero aún queda trabajo. Como habéis podido ver en esta entrada, la protección es ínfima. El Estado debe garantizar la protección de los animales castigando más severamente dichas conductas. Las penas de prisión y multa deben ser mucho más cuantiosas, sino no habrá manera de disuadir a los maltratadores.

Insisto, debemos crear conciencia social al respecto y luchar, remar todos en la misma dirección y hacer que nuestros políticos también lo hagan. El pueblo es quien manda.

Protejamos a los animales.

29 enero 2014

El delito de receptación

Imaginaos que viene vuestro colega con una Sony Bravia de esas que cuestan 1800€ y os las ofrece por 500€, o un Iphone 5S y os lo deja por 200€... resulta un poco raro ¿no?, pero aún así vosotros decidís comprarle ese artículo, porque claro, quién puede desaprovechar una ocasión así. ¿Seríais responsables de algún delito? Debéis saber que sí, exactamente de un delito de receptación.

07 octubre 2013

¿Es legal fotografiar a policías?

Estamos en la era de las tecnologías, las redes sociales y la información. Cualquiera tiene un móvil con cámara de fotos y vídeo. Pero, ¿creéis que se pueden tomar imágenes de quién queramos y guardarlas? ¿Pueden luego publicarse? La respuesta es: no siempre.

Como todos sabéis, nuestra Constitución Española protege el derecho al honor, la intimidad y la propia imagen (art. 18), por lo tanto, deducimos que no es legal el que cualquiera vaya por ahí fotografiándonos y, por ejemplo, subiendo esas fotos al Facebook. Esto es de cajón.

26 junio 2013

¿Es importante denunciar? ¿Dónde lo hago?

En algunas ocasiones, nos encontramos con sucesos que son poco relevantes, o al menos eso pensamos, como puede ser el robo o hurto de una bicicleta, un monedero o alguna mascota como un canario. Entonces nos asalta la duda: ¿qué hacemos? ¿denunciamos? ¿sí? ¿no? ¿voy a la Policía Local o a la Guardia Civil?





01 mayo 2013

La importancia de no avisar de la presencia policial

Quisiera concienciar con este artículo a los usuarios de las vías, como autopistas, carreteras, calles etc, de la importancia que tiene el desvelar la situación de un vehículo policial que está vigilando el tránsito de estas. El objetivo de la patrulla, no ha de ser obligatoriamente el ordenamiento del tráfico.

Voy a empezar por un ejemplo. Un Seat Ibiza transita por una carretera cerca de la frontera con Andorra y se dirige a este país. Resulta que en una rotonda, se encuentra un vehículo de la Guardia Civil con dos integrantes del cuerpo inspeccionando vehículos procedentes de Andorra. 

27 abril 2013

La omisión del deber de socorro

¿Es posible cometer un delito por el mero hecho de "no hacer nada"? Muchos piensan que los delitos se cometen por la comisión de algún tipo de acción castigada por el Código Penal, y ciertamente no van nada desviados. Pero pasa una cosa, y es que el Código Penal no solo castiga la comisión, sino también la OMISIÓN. Ya el artículo 1 del C.P dice lo siguiente:

"No será castigada ninguna acción ni omisión que no esté prevista como delito o falta por Ley anterior a su perpetración."